Posted on Dejar un comentario

¿Cómo afecta la mentira a las personas?

Descubre cómo afecta la mentira a las personas, a sus relaciones personales, sus consecuencias, y cómo practicar la honestidad. Busca tu paz y belleza interior.

Mentir es el vicio más adictivo del ser humano, peor que fumar, beber o consumir drogas… ¿por qué?, porque una vez que dices una mentira, tendrás que cubrirla con otra y es como una bola de nieve que irá rodando y creciendo, convirtiéndote en un adicto a la mentir. Tendrás justificación mintiéndote a ti mismo automáticamente, tu ego te dirá que estás haciendo lo correcto, ya sea por quedar en buena posición con las personas o simplemente por querer tener la razón. Además, la mentira la podrás decir a toda hora y a todo ser humano.   

La información manipulada por los medios sociales

Vivimos actualmente en un mundo repleto de información por los medios de comunicación: podemos transportarnos y conocer cualquier lugar o cosa que exista en el mundo, estamos en lo que yo llamo “la época de las maravillas”. Sin embargo, ¿estamos siendo genuina, legal y verazmente informados?, ¿nos conformamos con esta “verdad” y además disfrutamos  de la adicción a tantas mentiras de políticos, religiones, noticias, sensacionalismos de las celebridades en turno, lugares y demás?. Tú ¿qué opinas?.

¿Cómo afecta la mentira en las relaciones familiares?

Pues bien, el mundo ya tiene bastante basura de mentiras y… ¿qué hay de las tuyas?… ¿acostumbras a decir mentiras “blancas” o “piadosas”?. Siempre las mentiras te perseguirán hasta destruirte o desvirtuar lo hablado por tí. No te creas lo suficientemente listo para ganarle a la vida, puesto que con la vida nunca jugarás.

Mentir tiene consecuencias negativas como:

  • Pérdida de confianza de tus seres queridos, amigos o colegas de trabajo.
  • Ansiedad, que proviene de la necesidad de crear una nueva mentira para cubrir la original.
  • Ruptura de relaciones personales y de lazos afectivos. Te recomendamos leer cómo crear vínculos afectivos sanos con las personas.

Empieza a practicar la honestidad hoy y reflexiona en lo siguiente:

¿Eres de los que enseñas a tus hijos desde niños a decir mentiras diciendo: “No le digas tal o cual cosa a tu papá o a tu mamá”, o “…dile que no estoy”.  A partir de estos momentos, estás fomentando (en pequeñas dosis) la mentira en tu familia. Piénsalo.

El escritor estadounidense Stephen King citó que “la confianza de los inocentes es la herramienta más útil del mentiroso”. Y tú…¿qué grado de adicción tienes a decir mentiras?”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.