Malos hábitos que dañan la piel del rostro

15 Malos Hábitos que Dañan tu Piel

¿Has intentado cuidar de tu piel sin tener un buen resultado? Tal vez el problema está en algún hábito que equivocadamente realices a diario. Lee esta lista con 15 malos hábitos que dañan la piel y cómo cambiarlos.

El cuidado de la piel no es algo superficial, ya que es cuidar de tu salud. Cuando tienes una piel bonita, es un signo de que tu cuerpo y tu mente están sanos”.
Anónimo

15 Malos Hábitos Que Dañan Tu Piel y Cómo Cambiarlos

Dile adiós a estos errores comunes e identifica aquello que puedas cambiar.

  1. Tocar tu cara con las manos sucias. Siempre lava tus manos antes de tocar tu rostro y evita infecciones.
  2. Exprimir barros o espinillas. Simplemente evítalo y limpia diariamente tu rostro de día y de noche. Aquí puedes ver algunas recomendaciones para tratar el acné naturalmente.
  3. Compartir cosméticos o usar aquellos que estén de muestra en las tiendas. Éstos deben ser únicamente de uso personal para evitar infecciones.
  4. Ir a dormir sin desmaquillarte. Este mal hábito provoca a largo plazo la resequedad de tu piel, su envejecimiento prematuro, manchas, e infecciones. En lo personal, yo uso aceite de jojoba para desmaquillar mi rostro porque es ligero y muy humectante. Ve aquí cómo desmaquillar con aceites naturales.
  5. Tener una alimentación deficiente. Una dieta que incluye alimentos elevados en grasas saturadas, azúcares o harinas, dará una apariencia envejecida a tu piel. Así que nutre tu piel por dentro y adopta una dieta rica en proteínas, vitaminas y antioxidantes. Ve esta guía con los mejores alimentos para la piel.
  6. Tomar poca agua durante el día. Hidrata tu piel por dentro tomando de 6 a 8 vasos de agua al día y evita la resequedad de tu piel.
  7. Fruncir el ceño. Nuestras expresiones faciales ejercitan los músculos de nuestro rostro y lo harán lucir ya sea joven o envejecido. Así que mírate al espejo, sonríe, abre bien tus ojos y ¡presume un rostro juvenil!
  8. Lavar tu piel con agua muy caliente. Lo ideal es lavar tu piel con agua templada (nunca fría) para evitar resequedad.
  9. Fumar. La nicotina en los cigarros causa el adelgazamiento de las venas en las capas más externas de la piel. Esto impide el flujo sanguíneo hacia tu piel, privándola de suficiente oxígeno y nutrientes. Como consecuencia, la piel comienza arrugarse prematuramente. Así que evita fumar o consulta a tu médico para superar este hábito. Referencia: Mayo Clinic
  10. Beber demasiado alcohol provoca la deshidratación de tu piel (y cuerpo) haciéndola lucir hinchada. Además impide que ésta obtenga las vitaminas y nutrientes necesarios, provocándole otros daños permanentes a largo plazo. Por lo tanto, rompe con este hábito o consulta a tu médico para superarlo.
  11. Exponer demasiado tu piel al sol. Protege tu piel del daño solar permaneciendo bajo la sombra, usando gafas (para proteger la piel delicada de los ojos), sombrero y aplicando protector solar en tu cara y cuello. Sin embargo, respecto al uso de protector solar aún no se concluye si es benéfico o no su uso. Por lo pronto, lo mejor es evitar exponer demasiado tu piel al sol.
  12. Sobre exfoliar o limpiar tu piel con demasiada fuerza. Al hacer esto puedes irritar tu piel o empeorar el acné (si es el caso). Por lo tanto trata tu piel suavemente cuando la limpies o exfolies.
  13. Dormir poco. La falta de sueño evita la cicatrización, el crecimiento del colágeno, la hidratación de tu piel y daña su textura. Así mismo la inflamación de la piel es mayor en las personas que duermen poco causándoles acné, eczema, psoriasis y alergias en la piel. Por lo tanto dale a tu cuerpo y a tu piel un descanso reparador durmiendo de 6 a 8 horas diarias.
  14. Llevar objetos sucios a tu piel como toallas, tu teléfono celular o tus sábanas. Por lo tanto, evita lo más posible tocar tu piel estos objetos que llevan una gran cantidad de bacterias, y toma un tiempo para limpiarlos. De esta forma evitarás infecciones en tu piel.
  15. No lavar tu cara por la noche. La falta de limpieza por las noches ocasiona a largo plazo la resequedad de tu rostro, manchas, envejecimiento prematuro e infecciones cutáneas. Te recomiendo seguir diariamente esta rutina de cuidado del rostro.

Atención

Si padeces de alguna condición de la piel, acude lo antes posible con tu médico para que te indique un tratamiento apropiado.

El secreto de una piel sana y bella

Muchas veces al querer cuidar de nuestra piel, nos olvidamos de los hábitos que sin darnos cuenta la afectan. Como habrás notado, la mayoría de éstos tienen en común la falta de higiene, una alimentación y una hidratación deficiente.

He aquí un resumen de los hábitos que dañan tu piel.

15 Malos hábitos que Dañan la Piel del Rostro

En resumen, el secreto de una piel sana, bella y joven estará en los hábitos de limpieza, alimentación e hidratación que practiques a diario. Así que da a tu piel el cuidado y el amor que se merece. ¡Hasta la próxima!

Stella Pérez

Editora para Crea tu Belleza

Mamá, blogger, fan de la Belleza Casera y de Hábitos Saludables

¡SÍGUENOS!

Blog de Remedios Naturales de Belleza | Crea Tu Belleza

Suscríbete y Recibe Tips de Belleza y Bienestar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: