Aplicadores para mascarillas caseras naturales

Aplicadores para mascarillas caseras

Si te gusta consentir la piel de tu rostro con remedios caseros, te recomendamos usar aplicadores para mascarillas caseras y removedores suaves.

Aunque algunas personas usan sus manos limpias para dar masaje a su piel (lo cual es bueno para sentir las diferentes texturas de las mascarillas), utilizar aplicadores tiene sus ventajas. Por ejemplo:

  • Tus mascarillas se aplican de manera más uniforme a lo largo de tu piel y cuello.
  • Evitan la contaminación por bacterias.
  • Te facilitan la aplicación y manipulación de otros objetos, en el caso de que tengas que abrir la llave del agua o alcanzar una toalla limpia.

APLICADORES PARA MASCARILLAS CASERAS

aplicadores para mascarillas para la cara
  • Brochas para la cara, éstas pueden ser redondas, en forma de abanico, o como las prefieras, siempre y cuando sean suaves.
  • Espátulas o utensilios similares (como por ejemplo los que se utilizan para aplicar cera depiladora), que sean de punta roma (redonda) para una aplicación uniforme de tus preparaciones. 

PARA REMOVER TUS MASCARILLAS

Aplicadores de mascarillas caseras para el rostro

Tu piel después de un tratamiento quedará muy frágil, flexible y delicada, por lo cual, remueve tus mascarillas (especialmente las que se endurecen) con:

  • Esponjas suaves, paños de algodón húmedos (no toallas faciales desechables, ya que éstas contienen celulosa).
  • Paños de algodón que pueden ser creados por ti: corta piezas no grandes de alguna prenda de algodón que ya no utilices, de este modo reciclarás la prenda y la tela estará lo suficientemente suave debido al uso.
  • Toallas de manos pequeñas. Enjuágalas después de usarlas y tenlas listas para tus siguientes limpiezas.
CÓMO QUITAR LAS MASCARILLAS DE LA CARA

Antes de quitar (remover) tu tratamiento, pon agua tibia en tu rostro y con una esponja o paño mojado remueve el producto limpiando suavemente tu rostro, sin restregar ni frotar. Retira poco a poco y finalmente enjuaga sólo con agua tibia. Mírate al espejo y siente el apapacho y amor que tú has creado para tu piel.

Ahora disfruta de tu tratamiento casero, como todo lo bueno que creas para ti. ¡Hasta la próxima creación!

TE PUEDE INTERESAR:

Mascarillas caseras para el rostro

Cómo hacer una rutina de cuidados del rostro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: