Mascarilla de durazno para hidratar la cara

Mascarilla de durazno para el rostro

¿Sabías que esta fruta además de ser hidratante y nutritiva para tu cuerpo también puede beneficiar tu piel? En esta ocasión te decimos cómo hacer una mascarilla de durazno para el rostro, que te ayudará a nutrir, hidratar y suavizar tu piel.

Cuáles son los beneficios del durazno para la salud

Esta suculenta fruta es originaria de China, donde es considerada como algo especial ya que la asocian con una larga vida e inmortalidad. Es conocido también como melocotón, albaricoque, fresquilla, pavía, sin dejar de mencionar la fragante hermosa y no menos deliciosa nectarina (injerto del ciruelo y melocotonero). Con el durazno cualquiera sea su tipo, se pueden crear increíbles platillos, sabrosos postres, conservas, mermeladas, ensaladas, entre otros.

Comiendo regularmente esta fruta, sin agregar azúcar ni ninguna otra cosa o alimento, te ayuda a:

  • Mejorar la digestión.
  • Nivelar la presión arterial.
  • Ayudar a disminuir las alteraciones nerviosas y el cansancio y por su alto contenido en magnesio

Contiene: Bioflavonoides, niacina, selenio, luteína, sodio, potasio y es rico en vitaminas.

Pero tomando de la sabia naturaleza esta especial fruta, la usaremos como mascarilla por todos los beneficios y componentes ya mencionados.

Fácil mascarilla de durazno para el rostro

Cómo hacer una mascarilla de durazno para el rostro

Esta fruta siendo una de las más nutritivas, le dará a tu piel la tersura de la cual presume en sus cáscaras o recubrimientos y sus jugosas pulpas.

La mascarilla de durazno es nutritiva, humectante, suavizante y respetuosa del PH de tu piel por su balanceado ácido y contenido en azúcares naturales.

Qué necesitas:

  • 1 rebanada de durazno fresco y limpio.

Cómo preparar tu mascarilla:

Después  de lavar tu cara,  esparce el jugo de un pedazo de esta fruta sobre tu rostro y cuando lo sientas seco enjuaga y ¡listo!.

Tip especial

Si quieres consentirte y disfrutar un poco más de esta agradable fruta tanto en sabor como en olor, machaca un pedazo de la fruta con tus dedos (NO con nada de metal), pon la pulpa en un contenedor de vidrio (platito, fuente, taza, etc), lava tu cara, sécala, recuéstate y extiende esta mezcla por tu rostro y relájate. Puedes dejar esta mascarilla el tiempo que gustes. Finalmente y como de costumbre, enjuaga, humecta y si es de día usa protector solar. Finalmente, disfruta de tu piel libre de toxinas y con un resplandor increíble.

Cada cuándo hacer tu mascarilla:

Es recomendada 1 o 2 veces por semana,

Para qué tipo de piel:

Para todo tipo de piel y todas las edades.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: