Posted on Dejar un comentario

Ingredientes naturales para la piel

Compra estos ingredientes naturales para la piel y crea tus propios remedios caseros de belleza, loción natural o tratamiento para rostro, cabello, manos, que tu corazón desee. Cuando te sea posible, elige ingredientes orgánicos  y evita químicos dañinos.

Los mejores ingredientes naturales para la piel

  • Agua mineral. Este ingrediente natural proveniente de lluvias, deshielos, mantos acuíferos y manantiales, es propicio para tu salud y la preparación de lociones faciales naturales. Es además fuente de minerales naturales como calcio, magnesio, potasio y sodio. Crea tus propias recetas con agua mineral en combinación con hierbas y otros productos naturales, de tal modo siempre tendrás para tu cutis, la frescura de lo natural y ecológico.
  • Vinagre de manzana. El ingrediente principal en el vinagre de manzana es el ácido acético, sin embargo, contiene también ácido láctico, cítrico y málico. Todos estos ácidos alfa hidróxidos naturales trabajan juntos para exfoliar suavemente disolviendo células muertas. Aplicando vinagre de manzana a tu piel, le estarás aportando a profundidad enzimas y proteínas benéficas, así como buenas bacterias. Es además, antibacterial, antiséptico y ayuda a balancear el pH; por ende, es considerado como un gran remedio contra acné, caspa y otros problemas de la piel y del cabello.
  • Avena. Con alto contenido de grasas sanas y antioxidantes que hidratan y rejuvenecen la piel, la avena es muy apreciada en  el terreno de la belleza. Sus propiedades aportan a la piel equilibrio y brillo; usándola regularmente, ayuda a disminuir o quitar manchas de la piel desapareciéndolas paulatina y naturalmente sin productos químicos. Utiliza este suave ingrediente natural para la limpieza y exfoliación de tu rostro (la avena no es tan agresiva y se ablandará con lo que la mezcles). Así mismo, es un anti inflamatorio natural que ayuda a balancear el pH de la piel, pudiéndola usar durante un baño en tina para calmar tu piel cuando esté irritada.
  • Miel. Esta maravilla natural es antibacterial, antifungal y antiséptica, su habilidad para sanar y reparar la piel, la hace indispensable para tu rutina de belleza. . Es un humectante natural, que ayuda a tu piel a absorber y retener la humedad para permanecer radiante. Trata de comprar miel pura y orgánica (es la más benéfica para el cuidado facial). Ve esta fácil receta para limpiar e hidratar tu cutis.
  • Glicerina o glicerol. Es un líquido vegetal extraído de los lípidos (aceites grasos de plantas como el coco, palma, soya, entre otros). Es bien conocido en el ámbito de la belleza por aportar humedad natural a la piel. Es utilizado en la mayoría de los humectantes para el rostro o cuerpo, debido a su capacidad de retención de agua y líquidos nutritivos para la piel, que ayudan a mantenerla tersa y grata. Este precioso líquido lo podemos disolver en agua únicamente (nunca en aceites o productos viscosos) o agua de rosas para limpiar el rostro, pero debes tener cuidado de no exceder las cantidades, ya que al usar demasiado glicerol tu piel puede sobrehidratarse y provocar enrojecimiento o escozor (comezón temporal).
  • Té verde, blanco y negro: contienen antioxidantes que ayudan a combatir el daño solar, absorbiendo rayos UV. Después de exponerte al sol, puede reducir la inflamación y retrasar los efectos del envejecimiento causados por los rayos solares. Así mismo, tiene un rol importante cuando se incluye en limpiadores, tónicos y mascarillas faciales.
  • Aguacate y aceite de aguacate: ricos en vitaminas, minerales y grasas buenas, son ambos altamente hidratantes para la piel seca y el cabello. Los ácidos grasos omega 3 y omega 9 de esta fruta hidratan y suavizan la piel, mientras que sus nutrientes vegetales y vitaminas A, D y E reparan el daño ambiental.

¿Qué alimentos debo evitar aplicar a mi piel?

Algunas de nuestras recetas de belleza incluyen frutas, como el aguacate para hacer mascarillas. Sin embargo, debes tener mucho cuidado si quieres utilizarlas para uso externo o “tópico”, es decir, sobre la piel (especialmente en tu rostro). Aquí te decimos por qué.

Como alimento, todas las frutas son sanas y nutritivas, ya que te aportan nutrientes, azúcares, vitaminas benéficas para tu salud. Por ejemplo, el kiwi es un gran alimento que te aporta más vitamina “C” que el limón o la naranja, mejora tu digestión (debido a las enzimas que contiene), y es un buen diurético natural que te ayuda a eliminar líquidos de tu cuerpo. Sin embargo, no es recomendable usarlo sobre la piel, ya que de esta fruta (y otras como la papaya que contiene papaína, el limón, la piña con alto contenido en bromelina) se extraen las sales y ciertas substancias para los ablandadores de carnes (los cuales encontramos en varias presentaciones como polvo o granulados líquidos). Estos ablandadores naturales extraídos de frutas rompen las fibras de la carne para suavizarlas, incluso hay quienes usan estas frutas agregándolas directamente a la carne para hacerla más tierna.

Teniendo esta información se prudente para el uso y consumo hasta con la naturaleza.